CONSEJOS PARA UNA ALIMENTACION SALUDABLE

Foto0060

 

 

 CONSEJOS PARA UNA ALIMENTACION SALUDABLE

 

Recetas sencillas. La combinación de demasiados alimentos da mucho trabajo a nuestro

sistema digestivo. Recetas sencillas ayudan a una digestión fácil.

 

Comidas ligeras. Comer en exceso congestiona nuestra digestión. El truco es parar de

comer antes de sentirse lleno.

 

Evitar grasas y fritos. Es aconsejable consumir aceite de oliva. Evitar aceites refinados y

margarinas.

 

Reducir el azúcar. Evita el azúcar refinado, la pastelería y las bebidas y zumos azucarados.

No es aconsejable la sacarina o endulzantes químicos.

 

Comer la fruta fuera de la comida principal. Ayuda a reducir la fermentación

en el intestino y ayuda en la tarea de separar los alimentos.

 

Moderar la sal. Un exceso de sal en la dieta provoca retención de líquidos y puede afectar

la función del equilibrio del agua en el cuerpo.

 

Beber agua fuera de la comida. La digestión se ve rápidamente desbordada cuando

hay demasiado líquido. Limitar a un vaso de agua durante la comida para no diluir en exceso

los jugos gástricos. Es necesario beber abundante cantidad de agua fuera de las comidas

para mantener el cuerpo en equilibrio.

 

Mantener un horario regular. Procura comer todos los días a la misma hora, el cuerpo

estará más preparado para esperar el alimento y funcionará mejor. No te saltes ninguna

comida y no picar entre horas.

 

Masticar bien. El masticar es el inicio del proceso digestivo ya en la boca. Los

alimentos bien masticados dan menos trabajo al estomago.

 

Disfrutar de la comida. La actitud con la que comemos, predispone a nuestro cuerpo

a recibir y aprovechar los alimentos.

 

Elegir siempre que sea posible alimentos naturales, biológicos y sin refinar.

Elimina de la dieta los alimentos precocinados o preparados industriales para hacer

sitio a alimentos que incluyan las vitaminas y minerales.

 

Mantén una disciplina diaria de ejercicio físico y de actitud positiva y feliz anta tu vida.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LAS PROPIEDADES DE LOS ALIMENTOS

 

 

 

 

Agua

 Es importante mantener el cuerpo hidratado, es fácil ignorar las necesidades

del cuerpo, muchos problemas de salud están relacionados con la deshidratación

localizada.

Las bebidas con cafeína, edulcorantes y zumos concentrados, aunque están

compuestos básicamente de agua, no irrigan nuestros cuerpos correctamente.

La cantidad de agua que cada uno debe consumir varia según la constitución

de cada persona. Uno debe escuchar y responder a su sed. Mas agua cuando

se consume carne y menos agua en dietas con mucha fruta y verdura.

Se aconseja beber un poco de agua al levantarse por la mañana para hidratar

al cuerpo antes de desayunar.

 

 

Cereales

 Los cereales forman la base de la dieta en la mayor parte de culturas. Su

naturaleza dulce nutre al cuerpo y su corteza limpia el intestino. El consumo

regular de cereales ayuda a sentirse sereno y centrado. Contienen los

carbohidratos complejos que faltan en la alimentación moderna y nos aportan

energía al organismo. ( Trigo, Arroz, Avena, Cebada, Centeno, Mijo, Amaranto,

Quinua, Maíz ).

 

 

Verduras y Hortalizas

 Una dieta con mucha verdura mantiene buena salud y energía fuerte. Su

potencial nutritivo aumenta si se combinan con cereales.

Hojas verdes ( Espinaca, col, Acelga, etc. ) refuerzan la sangre y activan el

hígado y aportan nutrientes vitales.

Raíces ( Patata, Boniato, Zanahoria, Remolacha, Nabo, etc. ) Son fáciles de

digerir y refuerzan la sangre.

La Cebolla ayuda en la digestión de comidas pesadas.

El Ajo es antibacteriano y ayuda a combatir resfriados y gripe.

Lechuga y otras hojas para ensalada, estimulan la digestión.

El perejil, nutre la sangre y es útil para problemas urinarios.

 

 

Frutas

 Las frutas ayudan a drenar y eliminar y son muy adecuadas para personas

que comen mucha carne.

Es preferible comer fruta de la estación y producida localmente. Las frutas

tropicales no son apropiadas para comer en invierno.

 

 

Legumbres

 Las Legumbres ( Alubias, Judías rojas y pintas, Garbanzos, Habas, Lentejas,

Guisantes, y Soja ) Son un excelente tónico para la sangre, Se combinan

bien con verduras. A veces la ingestión de legumbres produce gas en el

intestino, para reducir este problema hay de dejarlas en remojo, lavar

bien la legumbres antes de cocer y añadir clavo o cardamomo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Semilla y Frutos secos

 Igual que las legumbres, la mayoría de semillas y frutos secos contienen

gran cantidad de nutrientes concentrados que refuerzan la sangre y aportan

energía al tener mucho aceite, conviene comerlas en pequeñas cantidades.

 

 

Lácteos

 Los lácteos son muy nutritivos. La pasteurización de la leche destruye parte

de las enzimas que ayudan a su digestión, para contrarrestar este efecto, se

aconseja beber leche caliente o tibia, se pueden añadir especies como el

cardamomo. Es importante no mezclar la leche con la carne en la comida,

ya que tienen procesos opuestos de digestión en el estomago.

 

 

Carne y Pescado

La carne es el alimento que mas nutre a la sangre. El principio básico para

comer carne es: un poco es beneficioso para la gente, demasiada causa

problemas.

El pescado tonifica el riñón y se aconseja para problemas de debilidad. Los

mariscos y crustáceos son muy nutritivos.

 

 

Algas

Las algas marinas tienen un sabor salado y son una excelente fuente

de nutrientes. También tienen propiedades que ayudan a eliminar toxinas

y son un excelente suplemento para cualquier comida.

 

 

Hierbas y especias

 Las hierbas y especias suelen usarse para mejorar la digestibilidad de los

alimentos y para potenciar sus efectos. Muchas de ellas pueden tomarse

como infusiones y tienen propiedades diferentes y especificas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

QUIERES COCINAR BIEN Y EN POCO TIEMPO ?

 

ORGANIZATE !!

 

 

 

LAS 3 CLAVES DEL EXITO

 

 

1 ORDEN en los armarios, cada cosa en su lugar.

 

 Los utensilios de cocina deben tener un lugar propio y una ordenación lógica

para poder usarlos fácilmente.

Los alimentos en la despensa también deberían tener un orden lógico.

Las proteínas y verduras frescas en la nevera, colocarlas siempre en el mismo

sitio, así vemos rápidamente que tenemos.

Si hacemos grandes compras de verduras frescas, conviene guardarlas en

recipientes adecuados para su mejor conservación.

 

 

2 PLANIFICACION del menú.

 

 Para actuar eficazmente, antes de ponernos a cocinar, tenemos que saber lo

que vamos a hacer y aplicar un procedimiento lógico. Empezar por las

cocciones mas largas, tener agua calentándose para agilizar las diferentes

elaboraciones.

Para ahorrar tiempo, preveer cocciones largas de un día para otro, ( sopas,

cereales, legumbres ). Así pondremos las legumbres en remojo la noche

anterior o o dejaremos que la comida de mañana se vaya haciendo mientras

nos relajamos después de cenar.

 

 

SIMPLICIDAD en la elaboración.

 

 Una cocina sana y equilibrada utiliza variedad de ingredientes, pero no todos

en la misma comida. Tampoco hace falta planificar toda la semana, es importante

que el menú de cada día se adecue a la necesidad del día. Hacer la lista de

proteínas, cereales verduras, fruta, etc. que vamos utilizando, ayuda a mantener

la variedad y el equilibrio.

Cuando tengamos poco tiempo, conviene centrarnos en platos sencillos y nutritivos.

 

 

 

LA CLAVE BASICA ES ;

 

“ LAVAR A MEDIDA QUE VAMOS COCINANDO

 

Y AL TERMINAR CADA COSA EN SU LUGAR “

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

COMO ALIVIAR PROBLEMAS COMUNES CON LA ALIMENTACION

 

 

 

 

 

 

HIPERTENSION SI: setas, calabacín, zanahoria, miso, cebolla, pepinos.

NO: sal, alcohol, carne roja, azúcar.

 

 

 

 

OBESIDAD SI: verduras, legumbres, cereales.

NO: carne, grasa, alcohol, fritos, comida instantánea.

 

 

 

REUMATISMO SI: algas marinas, sabor picante y salado, mariscos

con cascara.

NO: dulces ( chocolate etc, ), alcohol, tabaco, grasa.

 

 

 

ANSIEDAD SI: té de palo santo ( caqui ), tila, valeriana, pasiflora.

INSOMNIO NO: café, té rojo.

 

 

 

ESTRES SI: verduras, cereales, frutas, abundante liquido.

Té blanco.

 

 

 

BAJA ENERGIA SI: té rojo, jengibre, ajo.  

 

 Foto0076022